miércoles, 16 de enero de 2013

 
 
 
 
 
 Cuenta una antigua leyenda que un niño
                              que estaba por nacer, le dijo a Dios:

-Me dicen que me vas a enviar mañana a la Tierra;
pero ¿Cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?
                                                         
-Entre muchos ángeles escogí uno para ti, que te
estará esperando; él te cuidará.

          
                   -Pero dime: aquí en el Cielo, no hago más que
cantar y sonreír, eso basta para ser feliz.
 
-Tu ángel te cantará, sonreirá todos los días
y tu sentirás su amor y serás feliz.
 
-Y ¿Cómo entender que la gente me hable, si no
conozco el extraño idioma que hablan los hombres?
 
-Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más
tiernas que puedas escuchar, y con mucha paciencia
y cariño te enseñará a hablar.
 
-Y, ¿Qué haré cuando quiera hablar contigo?

-Tu ángel te juntará las manitas y te enseñará a orar.
 
-He oído que en la Tierra hay hombres malos, ¿Quién
me defendera?
 
-Tu ángel te defenderá aún a costa de su propia vida.
 
-Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor.
 
-Tu ángel te hablará de Mi y te enseñará el camino para
que regreses a mi presencia, aunque Yo siempre
estaré a tu lado.
 
En ese instante, una gran paz reinaba en el Cielo pero
ya se oían voces terrestres, y el niño presuroso,
repetía suavemente:
 
-Dios mío, si ya me voy dime su nombre, ¿Cómo
se llama mi ángel?

-Su nombre no importa, tu sólo le dirás: MAMÁ
 

SER MADRE ES LA MÁS HERMOSA MISIÓN QUE DIOS NOS
       HA REGALADO.  
 
 
 
 

13 comentarios:

  1. Precioso , lleno de realidad y desbordando ternura.
    Aunque yo prefiero para el niño una madre más que un ángel ¿Acaso ser madre no es mucho más?
    Felicidades por la entrada y por ser ángel!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eso es justamente la madre... bellísimo Julia.
    Dos besos, el más lindo, ya sabes que es para Estrella!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo le envíe esta historia a mi amiga que después de varias operaciones y con un trasplante de riñón, pudo ser madre. Siempre temía no poder ocuparse del bebe, pero el tiempo pasa y el ángel-mama sigue en activo y las dos están perfectamente.
    Un abrazo y cariños

    ResponderEliminar
  4. Cierto.

    Aunque desgraciadamente hay Grados.

    Estimada y ADMIRADA Julia, Que Bellos Pensamientos, hay en este Relato. Y se adivina quien te lo inspira.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad de relato ! Gracias Julia por compartir !
    me gustaria que llegara a todas las madres del mundo ! repito precioso !1 besosss

    ResponderEliminar
  6. No he podido evitar emocionarme,y es que dicen que soy de lágrima fácil, puede que tengan razón, de hecho la tienen, pero es que no saben que también soy madre.

    Precioso. Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso mensaje
    Desde que lo lei la primera vez emociono
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Precioso relato y tan lleno de ternura que emociona. Es verdad que el regalo de ser madre es el más hermoso de todos por eso no puedo entender que haya madres que "abandonan" a sus hijos.Besotes

    ResponderEliminar
  9. Hola Julia el amor de una madre es lo más grande del mundo.
    Y tu eres una gran y dulce madre para tu pequeña estrella.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  10. GRACIAS POR VENIR A MI RINCONCITO DEL TE DE LOS MARTES, ES UNA FORMA DE COMPARTIR UN ENCUENTRO A LA DISTANCIA. ME DA MUCHA FELICIDAD VERLOS A TODOS Y A TI.

    BESOS GRANDES.

    PD SER MADRE DEBE SER MARAVILLOSO, YO NO LO SOY PERO HABLO POR LA MAMÁ QUE TUVE.

    ResponderEliminar
  11. Que hermoso relato sobre la maternidad..................genial !!!
    Saludos
    Isabel

    ResponderEliminar
  12. Hola pasando por tu genial blog, es un gusto dejar mi huella, aquí, saludos, te invito cordialmente a visitar “El Blog de Boris Estebitan”, para que leas un poema mío titulado “El baile de Snoopy”, es un poema cómico.

    ResponderEliminar


  13. Quién no quiere sentirse feliz siempre, y aunque la felicidad parezca a veces inalcanzable debemos luchar por conseguir esos momentos que poblarán nuestros recuerdos y nos ayudarán en momentos de absoluta opacidad.

    Esta semana he estado de viaje y me he demorado sin apenas darme cuenta. Pero hoy tengo el gusto de pasar a saludarte y desearte un magnífico fin de semana!!

    Sin olvidar que la mejor canción es la sonrisa de tus ojos,
    melodías poéticas que mecen mis sueños.

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar